Scarpia. 14 años de arte contemporáneo en espacio rural.

scarpia

“Para la primera muestra de arte que hicimos en El Carpio, tuvimos que vestirnos de boda prácticamente. En el pueblo creían que eramos una especie de secta”

Hace 14 años, en aquél pequeño pueblo de menos de 5000 habitantes en la provincia de Córdoba se fraguaban, de la mano del joven lugareño Miguel Ángel Moreno, las I Jornadas de Intervención Artística en Medio Rural.
En el marco incomparable de la I Feria de Arte Emergente BlurFair tuvimos la suerte de escuchar la historia de la mano del mismísimo Miguel Ángel, como director de las jornadas que sobreviven año tras año, alcanzando más difusión, más participación y, por supuesto haciéndose eco de que el talento artístico no radica de forma exclusiva (y excluyente) en las grandes urbes.

En un principio eran personas del pueblo con (muy poca) formación en el mundo del arte pero con mucho interés y muchas ganas de experimentar. En palabras del propio fundador: “Había tanta magia que sabíamos que iba a terminar siendo algo bueno.”

Una madre soltera que pinta a su hijo menos de 5 años de rosa y le tira fotos por los lugares más significativos del pueblo, convencer al cura de la Iglesia de El Carpio para que en medio de una misa comente la iniciativa juvenil (ante el estupor de todas las viudas y los feligreses), okupar el antiguo ambulatorio para convertirlo en espacio de creación, convertir a los abuelos en grafiteros por un día (cediéndoles varios muros del pueblo para plasmar su obra), intervenir las panaderías convirtiendo las piezas de pan en verdaderas obras de arte, okupar un kiosko abandonado para convertirlo en escenario para los distintos eventos culturales locales, cambiar el nombre de las calles más transidatas por los nombres de vecinos emblémáticos (ante el enfado de carteros y visitadores médicos) …
Esto y mil y una aventuras más.
Son 14 preciosos años de lucha por adentrarse y formar parte de la vida del lugar, del sentimiento localista de los vecinos. Scarpia es de todos.

Según el director de Cultura de la UC, Pablo Tabasco, “Scarpia es una demostración de cómo un pueblo es capaz de implicarse en un proyecto y romper prejuicios con el arte contemporáneo”.

A partir de la tercera edición, artistas consagrados comienzan a confiar en el proyecto, entre ellos el polémico malagueño Carlos Aires, en 2009.  La intervención del artista en Scarpia consistía en la instalación de tres vallas publicitarias que promocionaban eventos culturales falsos mediante las imágenes de jóvenes de zonas desfavorecidas. Así, en la Avenida de Ámeríca, dos niñas del barrio del Cerro anuncian la inminente inauguración de la “1ª Bienal de Arte Contemporáneo de Córdoba” a celebrar en el “Centro de Arte Contemporáneo del Sector Sur”. A la entrada del Polígono de Pedroche, otra joven publicita “Siete Noches de Ópera” que se han de celebrar en el “Palacete del Cerro”. Una tercera valla, en la glorieta Zahira, que anuncia un “Festival Internacional de Cine”, completa una intervención que cuestiona de manera crítica la celebración de eventos culturales denunciando la centralización y el elitismo con que habitualmente estos se producen.

aires_1

“A veces la cultura llega como en un paracaídas y aterriza en una ciudad. Quiero decir, quizá en Madrid te encuentras con un Chillida en medio de la calle y dices, vale, genial, y sigues caminando. Lo bonito del Scarpia, es que fue el pueblo, los propios vecinos los que fueron haciendo grande al festival mediante sus propias demandas. Demandas de cultura, arte, educación visual, experimento…” decía Miguen Ángel en la ponencia. No quería aburrir a nadie y tenía miedo a extenderse demasiado contando “batallitas” de los primeros años. Lo que quizá no veía Miguel Ángel eran las caras de emoción de los oyentes, que lo miraban fijamente para no perderse ni una palabra.

En 2009, el artista Fernando Sánchez Castillo realizó una escultura como crítica del uso de animales para ser símbolos. ¿Por qué un toro debe llevar a sus espaldas ser el símbolo de lo castizo de España? ¿Alguien le ha pedido permiso? La edición de “la noche en blanco” madrileña para la que fué realizado el Burro Grande (así se titula la sátira del toro de Osborne), estaba centrada en el concepto del Regalo. Por lo que la escultura se regaló a un pueblo que, entre todos los que lo solicitaron, tuviera compromiso con el arte contemporáneo, y un lugar donde colocarla similar al espacio donde se encuentran los “Toros de Osborne”. El Carpio cumplió los requisitos de lleno y se llevó el regalo que se ha convertido en símbolo del pueblo y recuerdo de su compromiso con las ideas más trasgresoras del arte contemporáneo.

Cartel Scarpiafff 1

El festival (SPOILER: está pensando cambiar su fecha por el sofocante calor cordobés) se celebra en Julio (15 días de duración) y este año 2015 eligió el absurdo y el humor gráfico como temática. Podéis encontrar toda la información en su blog. En Facebook y Twitter.

Con motivo de los 14 años de las jornadas han editado un libro con archivos visuales, históricos, anecdóticos del festival. Es hermoso ves como el proyecto Scarpia ha dejado un archivo videográfico y fotográfico de gran valor, con más de 90 conferencias de artistas que trabajan los conceptos de arte público y paisaje realizadas en su mayoría en el teatro municipal y más de 60 proyectos de intervención en el medio rural y en el espacio urbano. Tiene un precio de 20€ y lo puedes encontrar visitando BlurFair o escribiéndoles a los chicos de Scarpia vía scarpia2001@gmail.com.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *