MAGAZINE CULTURAL INDEPENDIENTE PARA MENTES HAMBRIENTAS

Si algo de esto te suena, ¡estás rodeado de fachas!

Recapitulemos.
¿Cuándo llegó la ultraderecha a nuestras vidas?
Ya, ya sabemos que «nostálgicos del franquismo» siempre hubo en este país pero, en serio: ¿cuándo se normalizó dar voz en los medios a personajes de la talla de Santiago Abascal, Ortega Smith o Rocío Monasterio?  ¿Cuándo se empezaron a permitir declaraciones tales como el negacionismo a la violencia machista en actos institucionales? ¿Desde cuándo nos importa tan poco que nos arrojen datos falsos y fake news a la cara? 

Lo más preocupante es que no es algo propio de nuestro país. Estamos viendo esta regresión al fascismo en muchos -demasiados- países del mundo. Es cierto que vemos también muchas voces que se alzan en contra de estas posturas radicales, pero OJO: esto ya lo hemos vivido y las consecuencias han sido nefastas. 

En el libro «Facha. Cómo funciona el fascismo y cómo ha entrado en tu vida», Jason Stanley nos lo deja bien claro: hay un patrón que se repite -adaptándose a cada época-.  Stanley explica en su libro los mecanismos que emplea el fascismo para llegar al poder: desde la mitificación del pasado y la propaganda, pasando por la censura, irrupción y tutela de temas como la sexualidad, el humor y la libertad de expresión hasta el uso del victimismo como mecanismo de ataque.


El conseller de Educación y Deportes de la Generalitat, Vicent Marzà, saca en el Parlamento valenciano un libro titulado ‘Facha’ mientras intervenía un diputado de Vox.

Apoyándose en ejemplos como las estrategias de Donald Trump, Bolsonaro, Orbán o Jean-Marie Le Pen nos va desvelando puntos en común en los discursos fascistas que se han colado en nuestro día a día y que, como un virus, están ganando adeptos alrededor del mundo. 


El fascismo se alimenta del resentimiento, y la desigualdad genera resentimiento. Es esencial, para mantener la amenaza fascista en suspenso, minimizar sus fuentes.

Jason Stanley 

¡La democracia es autodestructiva! 

Según Stanley, el auge de las políticas fascistas no es nada nuevo. Platón ya advierte en sus escritos que el peligro de la democracia es la libertad de expresión. Permite que haya grupos que esparzan miedos irracionales para luego presentarse como los salvadores que nos protegerán de esos mismos miedos que han creado.

Que no se malentienda al autor. La libertad de expresión es vital para una democracia pero también puede ser su yugo cuando esta libertad se usa para arrojar noticias falsas y eslóganes destinados a dinamitar esa misma democracia que te otorga la libertad de expresarte. 

«Alimentan los sentimientos nacionalistas y anti inmigración con el objetivo de fomentar una cultura antidemocrática. Ese siempre fue el problema de la democracia, que no puede existir si hay resentimiento. No se puede tener democracia si hay demasiados ricos y demasiados pobres. Si hay demasiada desigualdad».  Jason Stanley en una entrevista para La Vanguardia.

Isaac Rosa, un prólogo del futuro.

En la edición de Blackie Books, el encargado de redactar el prólogo es Isaac Rosa, que se presenta como un enviado del futuro, un futuro rodeados de fachas y nos avisa de que aún estamos a tiempo de frenar el avance de la ultra derecha en nuestro país.

«Vienen tiempos que nos exigirán ser antifascistas. En todos los ámbitos, todos los días. Si el fascismo se beneficia del miedo, ¡quitémonos el miedo!»

Un libro más que necesario que nos habla de ejemplos dentro y fuera de Europa pero que, por desgracia, seguramente solo lean aquellos que ya algo se huelen.
Por eso, si tienes un amigo, conocido o cuñado nostálgico -facha-, ¡regálaselo esta Navidad! 

Imagen campaña VOX vía El País. 
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más artículos
Puerta perfecta