MAGAZINE CULTURAL INDEPENDIENTE PARA MENTES HAMBRIENTAS

Jasmin: «Me considero una persona trans, no un hombre trans».

En la sección de educación del Festival de Cine Europeo de Sevilla se proyectó Gender Derby, una web serie documental dirigida por la artista francesa Camille Ducellier en formato vertical.

La web serie documental cuenta un pedazo de la vida de Jasmin –una persona trans y queer- y su pasión por el roller derby. 

El roller derby es un deporte cuyo nacimiento se remonta a los años 30, pero no fue hasta el 2000 que resurgió esta disciplina desde una perspectiva feminista,  underground e inclusiva.  Es un deporte de contacto sobre patines tradicionales, en una pista oval, mayoritariamente femenino y sin balón. 
Se trata, además, de un deporte que acepta y celebra la diversidad dentro de sus filas, sin diferenciar entre personas cis, trans o de identidad fluida. 

Jasmin se encontraba en Sevilla con su pareja -Jeanne- y tuvimos la suerte de tomar unas cervezas con ellas, su traductora (Irene Ojeda), la nuestra (Isa Díaz), nuestra fotógrafa de cabecera (Mayte González) y Laura Gasat, trabajadora del SEFF que nos acompañó en el proceso. La entrevista se convirtió en una conversación donde todos participamos.
¡No se la pierdan!

¿Quién quiere cerveza? Jasmin, en Ojo Avizor somos un poco punks…

Perfecto, como nosotras. (sonríe y pide una cerveza grande al camarero)

Te queremos hacer algunas preguntas sobre el roller derby, estarás cansado del tema supongo…

(ríe) ¡Al contrario! No me han preguntado mucho estos días sobre ese tema.

¿Es, tal como parece, un oasis de feminismo, igualdad y sororidad en el mundo del deporte?

Depende. 
Es un deporte en el que se quiere fomentar el feminismo y la sororidad pero es cierto que cuando estás en un equipo con muchísimas personas, todas diferentes, y que no están obligatoriamente politizadas, a veces hay desacuerdos.

¿Por ejemplo?

En mi liga hemos tenido problemas con un cartel que hicimos. Había algo de apropiación cultural y podía tener una connotación racista. A partir de ese momento, hubo división en el equipo y mucho debate.
Ha sido muy complicado solventarlo porque hubo personas que se sintieron atacadas, pero al final lo logramos.
Nosotrxs no teníamos mala intención, pero a veces no nos damos cuenta de nuestros privilegios por ser blancxs. 

Jasmin y Jeanne

(Interviene Jeanne, su pareja que juega en su mismo equipo de Roller Derby)   Aquí todo el mundo tiene esa voluntad de dialogar y ayudar a solventar esos problemas, incluso si a veces es más violento para algunas personas que otras.  Creo que por eso es un deporte inclusivo de base.

(Continúa Jasmin) Tengo un amigo que se llama Dina que es un tío trans que ha jugado en varias ligas de roller derby, pues también vivió algunos episodios que le han incomodado y ha acabado montando un equipo estrictamente queer en Toulouse -Pink block roller derby-.
También conozco un equipo estrictamente queer de EEUU que se llama Queer Alliance.

¿Y esta diferenciación es positiva?

Han llegado a este punto de separación porque es verdad que algunas veces encuentras entrenadores o árbitros hombres con los que no te sientes a gusto porque llegan y ocupan automáticamente una posición jerárquica y se han dado varios casos de acoso.
En Francia nos comunicamos y actuamos para que ese tipo de personas -los acosadores- no participen más y sean destituídas.
Es reconfortante tener esa sororidad
porque, en la vida en general, cuando ocurren estas injusticias no recibes ese apoyo o no puedes contarle ciertas cosas a la gente de tu entorno porque no te entienden. 

Jasmin

¿A ti te ha ayudado el roller derby en tu proceso?

Sí, me ha ayudado un poco en mi proceso de transición.
Cuando entré en el equipo aún no había comenzado mi transición así que he hecho ahí mi evolución… Joder, parezco un Pokémon (ríe).
Hace 4 años que estoy en el equipo y el hecho de saber que tenía aliados en esta liga me hacía sentir bien.  Sabes que estás en un espacio donde vas a ser aceptado.
Por otro lado, creo que ha sido algo recíproco. Llegar allí y decir «yo soy así, tenéis que aceptarme«, creo que al final también es de ayuda para el resto.

Tú te has sentido así en tu equipo, pero supongo que habrá de todo, como dices. 

Sí, pero en la mayoría de las ligas hay un Comité de inclusión.  Dina pertenece a ese comité y a la federación francesa de roller derbi (FFRS). Eso significa que si hay un problema político – acoso, de transfobia o cualquier otro – le escribimos a él y hace llegar el mensaje a la federación.

Aquí tenemos personas trans en posiciones de poder en la jerarquía (sonríen)

Jasmin, Laura e Isa.

«Gender Derby» ha dado lugar a muchos comentarios ofensivos que nos han sorprendido mucho.
¿Consideras que Francia es un país tránsfobo?

Claro que sí. Mi país es tránsfobo. 

En España pensamos que Francia está muy adelantado en estos temas, al ser laica.

No.
Francia es un país islamófobo, homófobo, tránsfobo y  racista.
En el momento en el que formas parte de una minoría (trans, maricón, bollera) o simplemente cuando no eres blanco, estás luchando continuamente.

(Interviene Jeanne) Nosotros, de hecho, pensamos que España es un país con un movimiento transfeminista muy fuerte y con mucha aceptación y participación. Yo misma he visto siempre en España manifestaciones y actos relacionados y creo que es un tema que os importa mucho.

Jasmin

¿Y en cuanto al proceso de transición?

En Francia el proceso oficial dura dos años. Tienes que estar con un psiquiatra durante todo ese tiempo para que te dé el visto bueno. Te pregunta cosas como si te gusta el azul, si te gustan los coches, si te quieres quitar el pecho, si te quieres hacer la faloplastia…
Él es la persona que va a certificar si eres «un buen trans o no«. Imagínate.  
Después de esos dos años, vas al endocrino y, además, él también decide.
Tienes que convencer a mucha gente.

En Andalucía no existe una figura que diga si puedes o no hacerlo y, además, es gratuito. 

(risas) ¡Y luego decís que Francia es el país de la libertad!

Mi médico consiguió que yo reembolse todos los costes.
Si no, tienes que pedir a tu seguro que te considere como ALD (affection maladie long durée – enfermedad de larga duración).
Eso está marcado en tu expediente y quiere decir que si un día quieres, por ejemplo, pedir un préstamo en el banco, pueden ponerte trabas por enfermedad.

Jasmin

Volviendo a los comentarios, ¿te hacen daño o al final te haces inmune?

En general los comentarios me dan igual, sé que hay gente muy ignorante.  

Sin embargo, en ocasiones también me han criticado desde mi propia comunidad de una manera muy violenta. He sufrido una campaña de acoso en Facebook y eso ha sido muy duro.
Hemos sufrido tanta discriminación que hay mucho odio. Y el odio, en este caso, creo que estalló sobre la persona equivocada.

La visibilidad en sí fue algo muy violento.  Me hizo caer en depresión y pensar que yo no era un auténtico trans ni me sentía legítimo para expresarme.

Jasmin

Tenía miedo de la repercusión en el seno mi comunidad porque es muy pequeña, todxs nos conocemos y hay pocos espacios dedicados a nosotrxs. 

Bea, Isa, Laura, Irene, Jasmin y Jeanne. 

¿Es más difícil comprender el concepto de género fluido? 

Por ejemplo, yo me considero una persona trans, no un hombre trans.
Yo no quiero ser un hombre. No me siento cercano a ellos. 

Jasmin

Creo que el concepto de “Gender fluid” es más complicado de entender. Yo soy trans gender fluid no binarioNo eres un hombre que se convierte en mujer ni una mujer que se convierte en hombre. A mí me gusta el término “fuera de norma”. 
Creo que la gente tiene demasiados clichés y tienen fijado ese concepto de transición FTM (female to male)  o MTF (male to female) estricta y,  por supuesto, incluyendo la operación pertinente. ¡Y esto es absurdo!
En mi opinión hay que disociar tu cuerpo de tu género. Es eso lo que más cuesta. Es algo como: “¿cómo me siento yo interiormente?”.

Conocí el concepto “gender fluid” y entendí que yo no pertenecía a ningún género y que me encantaría que el género se aboliese para que la gente se sintiera a gusto, sin que tenga que venir nadie del exterior a decirles “esto es así”.

Jasmin

¿Cómo has vivido la visibilidad y convertirte en un posible referente para otras personas trans?

Yo no me autoproclamaría nunca como referente, pero sí que es cierto que he recibido muchos mensajes de menores trans que viven un poco aislados en zonas rurales, de París, de otras ciudades de Francia, de Berlín que vieron la serie y me dijeron que les había ayudado muchísimo porque se sentían identificados y representados.
A pesar de que hable de mí mismo, mi intención es hablar por toda mi comunidad porque es raro que una persona trans queer tenga la oportunidad de expresarse en un gran medio como este.

De hecho, eso me hizo estar bastante estresado durante el rodaje porque pensaba: “tengo que decir esto, tengo que decir esto otro. Y esto.”
Todo me parecía importante. Tienes muchísimas cosas que decir y un tiempo muy limitado. No es suficiente.

Las personas trans no son enfermos mentales – a pesar de que dejaron de ser considerados como tal hace tan solo 8 meses – y necesitaba expresarlo.

Jasmin

Decías en el coloquio que hay cosas en la web serie con las que ya no te identificas.

El hecho de que me llamen en masculino y femenino. Ya no le pido eso a la gente.
Cuando me quiero referir a Jeanne y a mí, quiero que se nos trate en femenino. No quiero parecerme a una pareja hetero, porque no soy hetero. Es gracioso porque cuando Jeanne dice “mi noviA” y la gente me ve llegar, flipan un poco.

¿Cómo ha ido el tour por los institutos? 

Varios chicos preguntaron si estaba operado.

A la gente, por alguna extraña razón, le interesa saber qué llevas entre las piernas.

Jasmin

Los chicos de otro instituto al que fui me preguntaron que cómo pensaba que se pueden cambiar las cosas. Es importante que se hagan este tipo de preguntas. 
Yo creo firmemente que  todo parte de la educación, que se hace en casa pero también en la escuela.
Para estar bien en una sociedad y no tener miedo a enfrentarte a ciertas cosas, habría que dar cursos de empatía. Creo que es lo que más falta.  Pero también de educación de género y sexo. Hablar de estas cosas, de la actualidad.
Dejar de sembrar miedo hacia todo lo que es diferente a nosotros.

Irene, Jasmin y Jeanne

¿Cómo crees que se debe abordar la visibilidad trans en un proyecto documental?

Lo que creo que es importante es no hacer lo que hacen todos los reportajes y no centrarse en el tema médico y físico. 
El problema en la mayoría de obras audiovisuales es que la persona trans es trans y punto.  Hay que mostrar las cosas simples: que tiene amigos, pasiones, aficiones, que está implicado en ciertas cosas políticas, laborales… En realidad es facilísimo hacerlo. Se trata de mostrar a una persona tal y como es, sin más. Con sus dudas y sus miedos.
Retratar a la sociedad, hablar de privilegios,  eso es lo importante para que todos comprendamos que estos miedos y  dudas no vienen de la persona en sí, sino de la sociedad. 
Es lo que hemos intentado hacer nosotros con «Gender Derby».

Y lo habéis conseguido.

Muchas gracias. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más artículos
El evangelio Ocañí: «Dios nos libre de la clase media»