MAGAZINE CULTURAL INDEPENDIENTE PARA MENTES HAMBRIENTAS

Madrid, El Niño de Elche y un Festival de Flamenco heterodoxo.

Fotografía de cabecera de Asier Gogortza | Flickr.

Si hay una tradición en el flamenco, esta estaría comprometida con la heterodoxia, con la experimentación, con el situacionismo, con la teoría queer, con el pobre y el rico, con la mentira, con lo espiritual, con el medio pan y la pistola, con la picaresca del dinero, con el fluir entre la baja y la alta cultura (si es que eso existiera), con el cantar para el señorito y después quemar lo ganado, con el individualismo más feroz junto a lo comunal del rito. 

Presentación de Madrid Flamenco en el Teatro Fernán Gómez.

Voy a intentar pronunciar este nombre sin que a mis amigos flamencólogos les de un ictus o me echen del club de los amantes del flamenco.
Allá voy.
El niño de Elche. Uff, ya lo he dicho.
Pues él -y yo que lo celebro- es el director artístico del festival de flamenco de Madrid, que tendrá lugar en el Teatro Fernán Gómez -Centro Cultural de la Villa- . Una apuesta sin duda arriesgada en un momento en el que la división entre apocalípticos e integrados -como diría Umberto- es cada vez más profunda. 

Tras las críticas recibidas en la Bienal de Flamenco de Sevilla, es un hecho muy elocuente su papel como director creativo en el Festival Flamenco de Madrid 2019.

“Creo que lo más constructivo en este caso [actuación de El Niño de Elche en la Bienal de Sevilla 2018] es entrar en el escenario con una excavadora de demoliciones”.


Alberto García Reyes | ABC Sevilla 27/09/2018 

En una edición con grandes nombres del flamenco tradicional y conteporáneo como Lole Montoya, el Cabrero, José de la Tomasa, el bailaor Andrés Marín, La Choni, Cristina Hall junto al cantaor Álvaro Ramírez o Tomás de Perrate estos comparten cartel con Raúl Refree
-junto al cineasta Isaki Lacuesta– , Quentin Gasal que entrevistamos hace poco para este medio– , Los Voluble o Los Planetas. ¡Hasta ha habido un hueco para la Chirigota del Selu!

La Choni Cía Flamenca con su espectáculo “La gloria de mi mare”.

Una selección muy interesante que no ha dejado fuera la tradición -una “tradición” muy trasgresora en forma y fondo-, dándole su sitio junto a expresiones más contemporáneas que utilizan el flamenco como vía donde encajar la transgresión y la creatividad. 
En este festival también hay espacio para el cine, dejando hueco a encuentros con Gonzalo García Pelayo o Chus Gutiérrez. 

A estas alturas necesito decirle una cosa al lector.
Este artículo no está pensado como un posicionamiento porque, siguiendo la teoría de Umberto Eco con la que abríamos el texto, la que escribe es 85 % integrada, 15 % apocalíptica y no es lugar para dejar entrever mis peleas internas. No. 
Este artículo es una pregunta en abierto a todos los lectores con ganas de abrir un debate sobre puristas y heterodoxos.
Y allá va mi reflexión. Para que la rebatáis, la destrocéis, la aplaudáis o la reneguéis:

Ver este tipo de eventos con una selección tan inteligente siempre es una buena noticia para los que entendemos el flamenco como un arte que sobrepasa los puristas y las barreras. Se trata de un festival con el flamenco como línea, pero con expresiones artísticas de diferentes índoles. Espectáculos como estos deberían convivir con otros más tradicionales como el Festival de la Bulería de Jerez o la Bienal de Sevilla. 
Pero aquí vienen las dudas.
¿Esto es bueno para el flamenco tradicional? ¿Cómo protegerlo -si es que es necesario-? ¿No se trata de una especie de aburguesamiento hypster de un arte en el que mis propias raíces se hunden? ¿No es un poco el flamenco sin flamencos? ¿Es esto realmente malo? ¿Cómo sería posible la conciliación sin pertenecer a un bando? 

Querido lector, ¡estoy deseando leer tu opinión! 


Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más artículos
La feria del Libro Antiguo y de ocasión.