MAGAZINE CULTURAL INDEPENDIENTE PARA MENTES HAMBRIENTAS

La Zambia libre, su carrera espacial y los afronautas.

La carrera espacial se conoce como una competición -que duró desde 1057 hasta 1975 aproximadamente- entre EEUU y la URSS. Esta carrera en el fondo era una lucha de ideologías y, por qué no decirlo, un “a ver quién la tiene más grande” entre ambos países para conquistar el espacio exterior.
Para ello se utilizaron satélites, seres humanos y animales con la finalidad de posarlos en la superficie de la luna. 

“Hemos decidido ir a la Luna. Elegimos ir a la Luna en esta década y hacer lo demás, no porque sean metas fáciles, sino porque son difíciles, porque ese desafío servirá para organizar y medir lo mejor de nuestras energías y habilidades”

John F. Kennedy, 1957.

Mientras tanto, algo estaba pasando en la recién independizada Zambia.

1964. En la Zambia que festejaba su nueva situación política y homenajeando la sangre derramada por la libertad, un hombre aborda a un periodista de la revista TIME. 

El hombre en cuestión se llamaba Edward Makuka, era profesor de secundaria y acababa de proclamarse ante el mundo como nuevo director de la Agencia Espacial Zambiana. En un momento de euforia, muestra al periodista de TIME su proyecto para competir por el oro en la conocida carrera espacial. Edward iba a enviar a 12 hombres, una jóven de 17 años y 2 gatos a Marte. 

Para ello solicitó a la UNESCO siete millones de libras, construyó un centro de entrenamiento cerca de Lusaka y dio órdenes a sus astronautas de no forzar la conversión al cristianismo de los habitantes marcianos. 

Pero parece que Edward cometió la locura de soñar en el continente equivocado. 
Con sus viejos cascos de la armada y sus bidones de hierro como máquina de entrenamiento, Zambia nunca podría competir con la Unión Soviética o los mismísimos Estados Unidos de América en la carrera espacial.
Nunca recibió fondos -ni de la Unesco, ni de entidades privadas, ni de su propio país- ni siquiera credibilidad o apoyo. Se puede decir que el capitalismo -incluso el comunista- mató el proyecto de este profesor de ciencias.  

Así es como la heroica iniciativa se convirtió en un exótico episodio de la historia africana, rodeado de guerras, violencia, sequías y hambre.

En 2012, la fotógrafa española Cristina de Middel llevó a cabo un proyecto fotográfico llamado Afronauts con imágenes ilustrando lo que pudo haber sido pero no fue, esta loca ilusión de Makuka. 

“Afronautas” está basado en la documentación de un sueño imposible que sólo vive en las imágenes. Basándome en esta increíble pero cierta noticia de hace 50 años, reconstruyo las escenas que podrían haberla documentado entonces y refuerzo su veracidad añadiendo a esa certeza mi carga personal y el fruto de mi imaginación.

Cristina de Middel, 2012.
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más artículos
Nan Goldin o la balada de la dependencia sexual.